REFLEXIÓN PASTORAL DE ESTA SEMANA

LA GLORIA DE DIOS

 

LA DOCTRINA ES EL FUNDAMENTO QUE ECHAMOS PARA EDIFICAR UN NUEVO CREYENTE; ESTO LO PREPARA PARA RECIBIR REVELACIÓN. Después de comprar un terreno se echa el fundamento porque el deseo es edificar una casa, donde se pueda vivir. Un proceso similar ocurre en el ámbito espiritual. Jesús pago un precio muy alto para redimir a la humanidad del pecado y la muerte. Él llama a la iglesia a echar el fundamento de la doctrina en cada persona en cada persona, a fin de edificar una habitación donde la presencia de Dios pueda morar, conforme a los planes revelados del Espíritu Santo. El habita en vasos de barro -nosotros- (2ª Corintios 4: 7) Sin embargo, no todos edifican. Muchos se quedan en el fundamento de la doctrina de Cristo y hacen a un lado la revelación. – no porque la rechazan, sino porque les atemoriza la idea de moverse de un lugar a otro, le temen al compromiso, y tener que pagar el precio- La doctrina en sí misma no produce un movimiento espiritual ni un avivamiento. La revelación si produce un mover del Espíritu Santo, porque revela lo que Dios está diciendo y haciendo entre nosotros. CONTINÚE MOVIÉNDOSE A NUEVOS NIVELES. Toda transición implica riesgo porque significa tener que moverse de un lugar conocido a otro desconocido. La mayoría de la gente teme a lo desconocido, por eso prefiere quedarse en un lugar cómodo y conveniente. Sin embargo, quienes no se mueven -aquellos sin revelación- quizás nunca tengan una experiencia con el poder de Dios que fluye en ellos.  Debemos desear ir a otros niveles, a otras dimensiones; expandirnos a nuevos territorios, movernos a niveles más altos de fe, unción y gloria, madurez y crecimiento. La vida cristiana está diseñada para ser un caminar diario de aventuras, porque nos lleva a enfrentar cada nuevo reto con fe. Si nos conformamos, nos estancamos y esto no le agrada a Dios. LA DOCTRINA ES LA LECHE DE LA PALABRA, Y LA REVELACIÓN ES LA CARNE DE LA PALABRA. Diversas transiciones espirituales están ocurriendo en este mismo instante: LA IGLESIA ESTÁ PASANDO:  de la doctrina a la revelación /de la raíz al fruto /de la unción a la gloria /de la sordera espiritual a escuchar la voz de Dios /de la iglesia al reino /del vino viejo al vino nuevo /de la teoría a la experiencia/de la teología a la demostración/del conocimiento a la manifestación /de las simples palabras a los hechos concretos / de lo natural a lo sobrenatural. Esto significa que cuando hacemos una transición de una cosa a otra, no se niega lo que antes fue, ni es indicativo que lo anterior fue malo o insignificante. Lo que si significa es que Dios nos quiere llevar a nuevos, más profundos y extensos territorios en Él –y únicamente un fundamento solido puede asegurar la estabilidad y firmeza del edificio-. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. Gálatas 1:10. Muchas movimientos y avivamientos del Espíritu se han perdido porque los lideres buscan complacer al pueblo más que a Dios.  La revelación reta al pueblo a subir a nuevos niveles y territorios, pero no podemos detenernos en cierto nivel, quedaremos estancados. DIOS ESTA LLAMANDO A CADA CREYENTE A CRECER Y MADURAR.  Él nos está empujando a hacer la transición. Continuará próxima semana

                                                        

Pastora Maria de Machuca