REFLEXIÓN PASTORAL DE ESTA SEMANA

BUSCAR LA PRESENCIA DE DIOS DESATA SUS BENEFICIOS.

 

 

Lo más importante que debemos entender es que tenemos que buscar apasionadamente a Dios. Si algo desea dejar grabado en tu corazón es que la búsqueda genuina de la presencia de Dios hace que todas sus bendiciones se desaten. ¿Quién puede ser usado por Su gloria? ¡todo creyente! El único requisito es estar -constantemente- consciente de nuestra necesidad de Dios. Nuestra hambre y sed de Él producirá un fuego que continuamente nos consumirá y llenará con la pasión por ver milagros, señales y maravillas manifestarse a través de nosotros, en cada momento del día o de la noche. Isaías 30: 19. Ciertamente el pueblo morará en Sion, en Jerusalén; nunca más llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá. Dios no va intervenir en nuestras vidas personales o en nuestras familias, ministerios, ciudades o naciones, hasta que su pueblo llegue a un punto de desesperación y entienda que apartados de Él no tenemos esperanza, sabemos que la salvación viene por medio de Jesús, porque Él es el único camino que podemos tomar para escapar del infierno eterno. Nadie sabe cuánto tiempo le queda de vida. Por lo tanto, necesitamos estar seguros de nuestra salvación, hoy, muchas iglesias hablan poco del infierno, pero la salvación es un tema de suma importancia. ¡el infierno es real! Debemos orar con desesperación hasta que Dios tenga misericordia. ¿Qué espera Dios de nosotros? Espera que clamemos a Él – reconociendo nuestra total dependencia de Él - como lo haría un hombre que se está ahogando, “ayúdame”. Dios espera que su pueblo llegue a este punto. Debemos orar con desesperación, con la ayuda del “espíritu de gracia y de oración” Zacarias 12: 10. Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. Esta frase hace referencia a la intervención sobrenatural de Dios que v más allá de nuestras habilidades. Dios dice que cuando viene el Espíritu de gracia recibimos la habilidad para clamar como nunca antes. Romanos 8: 26-27. Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos. SI AÚN NO HEMOS EXPERIMENTADO ROMPIMIENTO EN UN ÁREA DE NECESIDAD, PUEDE QUE NOS FALTA HAMBRE Y SED DE DIOS. Es tiempo de orar por un derramamiento del Espíritu Santo, por avivamiento y por la manifestación de la gloria de Dios, de manera que nuestras vidas, familias, ministerios, ciudades y naciones puedas ser transformadas. Dios está buscando gente comprometida y dispuesta a ser usada como vasos para que Él pueda sanar y liberar ¡Busca Su rostro hasta que Su gloria – presencia- se manifieste! EXPERIENCIAS CON DIOS. Ora con desesperación, Dios escuchará tu clamor, perdonará tus pecados y sanará tu tierra. Cerca de ti viven muchas almas que desesperadamente están clamando a Dios. Ve donde están y compárteles la Palabra de Dios. Ora por ellos, y enséñales a buscar el rostro de Dios, apasionadamente. Guíalos a la fuente donde pueden beber y saciar su sed de Él. Continuará la próxima semana

 

Pastora Maria de Machuca